Un evento ético

UN EVENTO ÉTICO

Un evento ético

 

Cuando nos referimos a un evento ético hacemos referencia a todas aquellas activaciones que se diseñan desde un marco de valores éticos para asegurar el mínimo impacto sobre el planeta y sus recursos naturales y una mayor compromiso en las necesidades sociales de nuestra comunidad.

Cada vez más personas están interesadas en un consumo sostenible y un compromiso social, por lo tanto, es totalmente lógico que las agencias de eventos realicen planteamientos a sus clientes desde una mirada ética.

Una actitud a largo plazo.

No se trata de ejecutar de forma puntual un evento sostenible como un «lavado de cara” o «una moda» sino tratar de convencer a las empresas que un planteamiento ético debe estar intergrado de forma orgánica en la estrategia de marca.

Hay que huir del ventajismo a corto plazo y centrarse en ser influyentes de manera sólida a largo plazo, ya que los consumidores habitualmente detectan aquellas marcas que tratan de impostar de manera interesada un comportamiento empresarial sostenible.

Es evidente que integrar dentro de los valores de marca el camino de la sostenibilidad no es sencillo.

Inicialmente seguro que en algunos aspectos puede ser algo más costoso.

Pero lo importante no es verlo como un gasto añadido sino como una inversión necesaria.

¿Cómo hacer un evento ético?

Hay diferentes parámetros éticos que influyen en la elaboración de un evento ético como podrían ser el de la sostenibilidad, la seguridad o aplicar un compromiso social.

La sostenibilidad en un evento

  • Es fundamental utilizar productos que limiten la huella de carbono (huella cero), es decir minimizar el rastro que dejamos desde que un producto sale de su punto de origen (o fabricación) hasta que llega a al destino final del consumidor.
  • Emplear productos de cercanía (KM 0) para fomentar el comercio local.
  • Planificar una correcta previsión de los materiales usados (preferiblemente materiales reciclables) y minimizar la generación de residuos.
  • Que el espacio donde se desarrolle el evento esté bien comunicado con los transportes públicos o en su defecto que los organizadores ofrezcan un servicio de lanzaderas de bus para fomentar el transporte colectivo.
  • Promover el uso de las nuevas tecnologías e integrar las videoconferencias en la dinámica del acto para convivir con una participación no presencial en el evento. O lo que es lo mismo, realizar un evento híbrido.

 

Un evento ético 2

La seguridad en un evento

El segundo parámetro enlaza con la seguridad.

  • Un evento ha de ser seguro porque tiene en cuenta que el espacio es suficientemente cómodo y espacioso para el número estimado de asistentes.
  • También los accesos han de estar debidamente señalizados para facilitar las entradas y salidas de todos los asistentes.

El compromiso social de un evento

Por último, otro aspecto fundamental para que un evento sea ético es la parte del compromiso social.

  • Siempre que sea posible se han de integrar en el pool de proveedores del evento servicios que puedan realizar fundaciones o asociaciones de carácter social para no olvidar nuestro compromiso con la RSC.
  • El evento ha de estar preparado para facilitar el acceso y el correcto seguimiento del evento a colectivos con diversidad funcional.

Una organización sin ánimo de lucro que trabaja para facilitar a las empresas servicios de entidades sociales y fundaciones es Vinne Fundació.

Ejecutar un evento inclusivo es un valor crucial para tener en cuenta todas las sensibilidades y conseguir que nuestro proyecto sea todo un éxito.